5 maneras de usar el video para vender tu marca en Internet

Los videos van a ser un producto que se compre y se venda en Internet; cada vez se necesitan más en el marketing

  1. Videos de testimonios

¿Quién mejor para hablar sobre tu marca que tus mejores y más entusiastas clientes? Los testimoniales le permiten a tus prospectos conocer la opinión de personas que estuvieron previamente en la misma situación que ellos, y que fue o sigue siendo resuelta a través de tu empresa, logrando entablar una relación inmediata de confianza y seguridad para probar tus productos y servicios.

  1. Videos de productos o servicios

Un video sobre tu línea de productos o servicios es una de las formas más atractivas de llegar a tus clientes con mayor certeza. Mostrar las cualidades y las ventajas de cada uno de ellos, le ayudará a tus prospectos a conectar con tu marca, así como tener una mayor certeza de lo que están a punto de adquirir.

El 85% de las personas que han visto videos de productos son más propensos a comprar que aquellos que no lo hacen.

  1. Animación

Enviar tu mensaje será mucho más llamativo e interesante de la mano de una animación, ya que es una de las diversas formas de productos audiovisuales que pueden contar historias de una manera sencilla y por lo tanto, llegar a un público más extenso. Además de permitirte hacer uso de gráficos y animaciones 3D que representen la creatividad e imagen de tu empresa a la perfección.

  1. Video marketing

Envía un mensaje claro sobre los beneficios, cualidades y costos de tus productos y servicios. Una de las grandes ventajas del video marketing es la capacidad para prospectar masivamente a través del internet, permitiéndote atraer una mayor cantidad de clientes con un presupuesto menor al que se invertiría realizando visitas a prospectos.

  1. Videos corporativo

Un video corporativo es una manera directa de acércate a tus prospectos, cuéntales tu historia, tus fortalezas; háblales sobre tus productos y servicios,  así como la forma en la que les puedes ayudar a resolver sus necesidades. ¡Diferénciate de tu competencia!