Branding

Marca personal

Hablar del branding es como hablar de un buen amigo. Incluso, hasta de uno mismo. Aunque parezca un término un poco complicado para cualquier persona alejada del mundo del marketing, es uno de los que deben formar parte esencial de nuestra empresa. ¿Por qué?

El branding es uno de los motores que mueven nuestro negocio y que involucra varios aspectos que en ocasiones pueden resultar ligeramente importantes como por ejemplo, la manera en la que se encuentra construida nuestra marca, es decir, saber reconocer ¿Cuáles son los valores tiene? ¿Con qué se le puede relacionar? ¿Cuál o cuáles son sus conceptos? entre otras preguntas que nos pueden ayudar a crear una identidad corporativa que pueda ser percibida por nuestros socios, clientes o consumidores. En pocas palabras, el branding es la manera en la que se vive tu marca a través de ti, tu equipo, el servicio, pero sobre todo, tus clientes.

Jeff Bezos, CEO y co-fundador de una de Amazon, mencionaba que “branding es lo que la gente dice cuando tú no estás alrededor.” En palabras sencillas, el branding puede ser reconocido como la pasión y el cuidado que le imprimes a tu negocio en cada uno de los aspectos que lo compone, desde la parte gráfica (cuidar que tu logotipo tenga los elementos adecuados de acuerdo a su concepto) hasta la experiencia que se lleva tu cliente con tu marca.

Hacer branding no es tan complicado como parece, simplemente hay que aprender a evitar algunos errores que nos alejan de él, e implementar algunas tácticas que nos ayuden a identificar ésta área de oportunidad dentro de nuestro negocio.

El Branding busca que las marcas dejen una huella indeleble en la mente de todos sus consumidores

Errores comunes del branding

  • No entender el poder de tu propia marca. Nunca minimices tu marca, recuerda que siempre será tan grande como el empeño que puedas imprimirle.
  • Complicar la marca. Este punto puede ser un poco complicado; es importante mantener nuestra marca renovada, pero sin caer en excesos que confundan a nuestros clientes. Es importante mencionar que para consolidarnos en la mente de las personas requiere un proceso constante, así es que es recomendable mantener siempre presente (y claros) el concepto y la filosofía de tu marca
  • No vigilar el uso de tu marca. Saber quién, cómo y dónde se utiliza nuestra marca también es importante para la consolidación de nuestra identidad corporativa, así como la imagen que proyectamos a nuestros clientes.

Hacer mejor branding

  • Define tu marca. Como mencionábamos anteriormente, es importante tener claro el cómo se encuentra construida nuestra marca ¿Qué concepto tiene? ¿Cuáles son sus valores? ¿Qué colores van con ella? ¿Cuál es su filosofía? Ten en cuenta que ser
  • Dale una buena imagen a tu marca. Recuerda que las primeras impresiones siempre son importantes, sin embargo, mantener un buen servicio y una imagen presentable de tu empresa (todo el tiempo) influye considerablemente en cómo te conciben tus clientes.
  • Sé consistente. Es indispensable ser consistente; esto generará confianza en tu empresa, logrando que se entienda y transmita de una manera más sencilla qué es lo que hace tu marca y qué significa.
  • Provoca emociones. Asegura la lealtad de tus clientes, haciéndoles pasar una experiencia única a través de tu marca.
  • Sé auténtico. Imitar a la competencia sólo creará confusiones entre tus clientes, y es justamente es lo que queremos evitar. Sé auténtico y hazte diferenciar de la competencia.
  • Sigue y comparte la filosofía de tu empresa.

Algunas marcas han logrado obtener éxito a nivel mundial no sólo a través de sus campañas de marketing, sino por medio de la implementación de esas pequeñas tácticas que mantienen dentro y fuera de sus empresas. Aquí te compartimos algunas marcas que seguramente te han impresionado por sus fuertes campañas de branding:

  1. Coca-Cola
  2. Nike
  3. McDonalds
  4. Starbucks
  5. Google

Bauhaus Media Production, líderes en producción audiovisual en Cancún y la Riviera Maya.